Los restos humanos pertenecen a víctimas