Diálogos en Habana: Por una paz sin desaparecidos!

La Fundación apoya el proceso de paz y aboga por un Acuerdo humanitario y de justicia que permita encontrar a los desaparecidos.

Ver el posicionamiento de la Fundación con las organizaciones de Derechos Humanos

 

El Tiempo. Karens Bu

Sus manos han identificado cuerpos en los reductos del horror en Guatemala , Irak y Haití, y su apellido es reconocido por ser la persona que siguió los restos de Amelia Earhart, la aventurera extraviada hace 70 años cuando buscaba convertirse en la primera mujer en dar la vuelta al mundo en avión.

Burns fue profesora por seis meses el año pasado en el Departamento de Antropología de Los Andes y ahora volvió al país con la firme intención de crear un laboratorio forense dedicado a la identificación de víctimas.

"Entre las cosas que trata de hacer Karen en su trabajo de profesora de ciencias forenses es clarificar algunos mitos y concepciones erróneas acerca de la ciencia. Además, promueve la idea de que para ser un ciudadano bueno en un país y hacer parte de la democracia hay que conocer el proceso legal y cómo se maneja la evidencia en estos procesos. Eso es importante saberlo", traduce una mujer extranjera que no se despega de la científica.

Ella habla con claridad español, pero es necesario que la traductora traslade con perfección sus palabras, para evitar malas interpretaciones. Intenta hacerle s claridad a los estudiantes sobre la necesidad de encontrar la información sobre lo que pasó y cuándo, además de la identificación, en los casos en los que la violencia de las guerras ha dejado miles de víctimas.

Pero ante la obligada pregunta de la situación de los desaparecidos colombianos que aún no han podido ser ubicados y mucho menos reconocidos, Burns explica que no es posible diferenciar el dolor por la nacionalidad de los familiares de las víctimas.

"El corazón humano es igual por todo el mundo, por eso no hay diferencia en trabajar con las víctimas acá en Colombia. Cuando hay desaparecidos la situación de los derechos humanos es horrible en todos los países. En Colombia hay muchos más, probablemente después de muchos años de guerra", confiesa.

Son notorias aún las dificultades que existen en el trabajo de los antropólogos forenses en el país. Por eso Karen Burns no dudó cuando le ofrecieron una charla con ellos. Hablar en general del trabajo de los antropólogos forenses, explicar en teoría cómo se puede mejorar el sistema forense y los procesos para aumentar la calidad de esta ciencia son temas a los que les dedica el mayor tiempo posible.

"Me preocupo por trabajar con universidades. Hay muchos casos de familias sin respuestas, sin resultados, hay montañas de trabajo, es muy duro para los científicos y los laboratorios gubernamentales, pero hay opciones también. Hay muchos casos en muchos lugares en circunstancias diferentes y de la academia depende en gran parte que se empiecen a solucionar el tema".

Por eso esta antropóloga estadounidense no ahorro tiempo para solucionar dudas sobre este trabajo que cada vez es más importante a la hora de conseguir que se cumplan los derechos humanos.

Por ejemplo, uno de ellos preguntó: ¿cómo se puede saber si los restos pertenecían a un hombre a una mujer?, a lo que la doctora Burns, respondió: "Una prueba importante para identificar si los restos pertenecen a un hombre o a una mujer es su pelvis; si ésta es cerrada pertenece a un hombre, por el contrario si es abierta corresponderá a una mujer".

"Con respecto a la edad, los cambios de desarrollo determinan cuántos años tenía a persona. Con respecto a la estatura, es importante conocer el sexo y la raza de la población".

Todos estos aspectos sobre los que cuestionaron los estudiantes asistentes a una charla en la que se habló hasta de las series de televisión 'CSI' y 'Bones', que no dudó en rajar la profesora Burns, porque en ellas los casos siempre se resuelven, como desafortunadamente no ocurre en la realidad.
JSN Epic template designed by JoomlaShine.com