Diálogos en Habana: Por una paz sin desaparecidos!

La Fundación apoya el proceso de paz y aboga por un Acuerdo humanitario y de justicia que permita encontrar a los desaparecidos.

Ver el posicionamiento de la Fundación con las organizaciones de Derechos Humanos

 

Después de 15 años, logran la identificación p Nydia Erika Bautista era militante del M-19 y fue desaparecida forzadamente en Bogotá el 30 de agosto de 1987 por hombres vestidos de civil, que de acuerdo con las investigaciones de la Procuraduría pertenecían a la Brigada XX de inteligencia militar del ejército nacional. En 1990 y 1991 un suboficial de inteligencia militar de la Brigada XX relató a la Procuraduría General de la Nación en diversas ocasiones tanto sobre los autores, como los lugares y las circunstancias como fue desaparecida, torturada y asesinada Nydia Erika. Sin embargo, los restos exhumados como N.N. en el cementerio de Guayabetal en julio de 1990, identificados por la Procuraduría General como pertenecientes a Nydia Erika Bautista, fueron reiteradamente cuestionados por los presuntos autores en diversos espacios: En octubre de 1995, el parlamentario Pablo Victoria convocó una sesión en la Cámara de Representantes en la cual se hicieron presentes altos oficiales de la cúpula militar y el propio general destituido, para solicitar al Presidente Ernesto Samper revocar el fallo de destitución. El principal argumento presentado fue que no se había probado científicamente la identidad de los restos y que se trataba de un montaje para dañar la imagen de la institución. Por estos hechos, en julio de 1995 el entonces Procurador Delegado para los Derechos Humanos Hernando Valencia Villa ordenó la destitución del General Álvaro Velandia Hurtado por haber tenido conocimiento, como Comandante de la XX Brigada, de la desaparición, tortura y muerte de Nydia Erika Bautista y no haber hecho nada para impedirlo. La medida cobijó también al sargento Julio Roberto Ortega Araque. Por su parte, en agosto de 1996 la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía puso en prisión como presuntos autores a tres suboficiales de la XX Brigada. No duraron mucho tiempo detenidos. Los tres suboficiales fueron liberados por vencimiento de términos por el Juez Penal Militar a quien fue asignado el caso por el Consejo Superior de la Judicatura. Dos años después, en noviembre del 2000 gracias a una acción de tutela interpuesta por los apoderados de la familia ante la Corte Constitucional, la investigación penal volvió a la justicia ordinaria.. A 15 años de la desaparición forzada de Nydia Erika, hoy con la plena y científica identificación de la víctima, la familia y la sociedad colombiana esperan que los resultados de la prueba permitan concluir las investigaciones, enjuiciar y sancionar a los responsables, como lo recomendó el Comité de Derechos Humanos de la ONU el 27 de octubre de 1995 sobre el caso: El Comité "insta al Estado Parte a que se aceleren los procedimientos penales que permitan perseguir sin demora y llevar ante los tribunales a los responsables del secuestro, la tortura y muerte de Nydia Erika Bautista. El Estado parte tiene así mismo la obligación de velar porque no vuelvan a ocurrir sucesos análogos en el futuro." Para los afectados, ahora es necesaria la superación de la impunidad y de la injusticia que han prevalecido, con el cumplimiento de las recomendaciones internacionales específicas sobre el caso, por parte del Estado colombiano. Familia Bautista; Asociación de Familiares de Detenidos-Desaparecidos de Colombia ASFADDES y Asociación Internacional de Derechos Humanos Nydia Erika Bautista, Alemania.

JSN Epic template designed by JoomlaShine.com